SOY UN REFLEJO

SOY UN REFLEJO

Estamos en alerta y a la defensiva por el Coronavirus,  un huésped indeseado en nuestro cuerpo, pero podemos utilizarlo como un reflejo de nuestros hábitos; podemos ver y reconocer que esa invasión es lo que hacemos, con alguna frecuencia, en el día  a día con las personas con las que nos relacionamos.

No queremos que el virus se instale en nuestro organismo y nos arrebate la salud y/o la vida, pero cada día tratamos de introducir nustras creencias y decisiones en los demás sin preocuparnos por escuchar los argumentos del otro y les arrebatamos sus sueños, aspiraciones y deseos, sólo porque nosotros desde nuestras creencias y expectativas, así lo decidimos y llegamos a someter a los demás creyendo que tenemos el derecho para hacerlo.

Lo mismo está  haciendo el virus, se instala dentro de un organismo sin importarle si su presencia es bien recibida o no, se apodera de ese cuerpo sin que haya un consentimiento, se instala el huésped, sin haber sido invitado, y somete a su anfitrión.

Podemos continuar sometiendo a nuestra pareja, hijos, amigos, empleados, o podemos  tomar la decisión de transformar esa voluntad de controlar y someter todo lo que está en nuestro entorno y ser parte del cambio que la sociedad necesita.

Tú eliges si miras dentro de ti mismo o sigues ejerciendo el control y el sometimiento hacia los demás. 

Es hora de Despertar. –

YOLANDA FLÓREZ

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *