Reflexiones #4

Hoy mis amados del amor quiero hablaros acerca del amor y su fuerza.  Mucho se habla del amor, de lo que expresáis cada uno como sentimientos de cariño, gratitud, verdad, y fuego interno, pero en realidad esa no es mi intención para hoy.  Hoy  quisiera tocaros más allá de las ideas, en vuestra luz que os da vida.
El amor en vosotros y la fuerza que dispara la acción.  El amor se deja manejar de acuerdo a vuestras características de la personalidad, quiero decir,  se adapta a vuestra forma de ser para expresarse, lo mismo hace la voluntad en vosotros, tenéis voluntad, pero quien  la maneja es vuestra forma de ser, ahora quiero aclararos esta parte que ha sido una disonancia en vosotros cuando esa personalidad entra en la acción del sentimiento y la expresión de lo que sois como seres.

La vida os creo completos, enteros, sin ningún recelo o falta de cualidades para seguir evolucionando, ella os dio lo mejor de si, para que su expresión fuese su mejor obra; bien entonces vosotros sois esa expresión perfecta de la vida, ahora cuando os desarrolláis como seres humanos habéis tenido otras oportunidades de libertad  por el uso del libre albedrío, entonces acá es en donde empiezo a hablaros  acerca  de lo que en realidad es el amor, el amor verdadero, el amor que os eleva y transporta a las alturas del corazón de la creación.

La creación os hizo perfectos, el amor es perfecto y está en vosotros como otro cuerpo que os envuelve, satura, y trasciende internamente cada átomo  de vuestro ser,  éstos átomos o conglomerados de átomos  tienen y son información completa del amor, allí no existe otra cosa más que amor, ahora bien, si los átomos forman toda la realidad material, espiritual de vosotros por tener el total de información de vuestra creación, ¿por qué no sentís su fuerza, su riqueza y su poder?  Sólo quiero llevaros a  la verdadera esencia, que es vuestra realidad espiritual,  adentraos dentro de este mar de átomos que son la Esencia Madre de vuestra vida en esa materia y sincronizaros con ella, afianzaros con la vibración y el juego de movimiento que ellos permanentemente hacen para mantener la chispa de vida en vosotros, recordad que ellos tienen toda la información necesaria para vuestra materia y para vuestros pensamientos, ahora con esa información  sólo tenéis que descubrir dentro de vosotros y a través de ellos el amor, que no es físico pero que representa el Todo, esta fuerza de los átomos y sus electrones están capacitados para hacer en vosotros esas transformaciones y dejar libre a vuestra personalidad de todo aquello que  impide al amor ser en vosotros fuerza cohesiva que detone todos los demás patrones de luz que están dentro de vuestros átomos y electrones.

Amados, cada pulsación vuestra es la manifestación de una expresión de vuestros átomos,  ellos regulan vuestras vidas de acuerdo a las impresiones que vosotros les habéis enviado a través de las ondas de pensamientos y sentimientos, si dejáis que vuestros átomos, que contienen toda la información de luz, de verdad, de amor y de continuidad de la perfección hagan eco dentro de los patrones conductuales vuestros, permitiríais a la vida hacer su obra por medio del amor, del verdadero amor, no del sentimiento y pensamiento, porque estos están saturados de manifestaciones de vuestra forma de ser, y no es precisamente la más perfecta, barred de cada uno de vuestros cuerpos, todos estos aspectos de personalidad y decantad en ella lo que ha quedado de la manifestación verdadera.

En resumen, los átomos son vuestra alianza mas grande, para hacer transformaciones en vosotros y para que el amor verdadero florezca en todo su esplendor, porque átomos y electrones tienen la información de perfección por la cual fuisteis creados y ellos mismos os marcan la ruta de vuestro peregrinar siempre y cuando vosotros   no los invalidéis con vuestra personalidad limitante, porque en ese caso ellos sólo estarían haciendo el trabajo de sosteneros físicamente, sin ir mas allá de su función real de creación perfecta.

Conjugad estos átomos  de la materia con los átomos de la energía intangible y procread una nueva vida, renacida desde la conciencia del Ser Real.  Porque el Ser Real es Luz y sólo Luz de Amor.

Esta es una reflexión del alma para el espíritu en el nivel de la conciencia activa transcendente, para ello os sugiero entrar a niveles de relajación profunda para que podáis conectaros más fácilmente con vuestros  átomos y electrones  (núcleo energético) y desde allí vivir la experiencia.

Mi amor que vibra en vuestros átomos os abriga y abraza en ese mar inmenso de luz.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *