¿QUÉ ES LO QUE NO ESTOY ACEPTANDO?

¿QUÉ ES LO QUE NO ESTOY ACEPTANDO?

El propósito fundamental de la Aceptología es liberarnos, definitivamente, del sufrimiento. Por esta razón, siempre que te encuentres sufriendo, necesitas hacerte una sola pregunta: ¿qué es lo que no estoy aceptando? Ante esta pregunta, en tu mente aparecerá automáticamente la respuesta, y posiblemente te digas a ti mismo lo siguiente: Sí, esa respuesta es la causa de mi sufrimiento. De allí, para dejar de sufrir, pueden surgir dos nuevas preguntas: ¿Cómo puedo yo aceptar eso y cómo puedo yo aprender a aceptar eso? En ese momento, te darás cuenta de algo maravilloso, y es saber que la aceptación solamente puede aplicarse cuando hay comprensión, porque la aceptación no es fe, ni está sustentada en una creencia. Por lo tanto, si tienes suficiente comprensión, ya estás listo para liberarte definitivamente del sufrimiento, a través de la aceptación, pues, de lo contrario seguirás sufriendo.

LA ÚNICA CAUSA DEL SUFRIMIENTO ES LA INCAPACIDAD DE ACEPTAR LO QUE SUCEDE.

Ahora, veamos cómo reconocer algunas de las formas que toma la no aceptación:

RECONOCIMIENTO LO QUE NO ESTOY ACEPTANDO
RECHAZO A LA VIDA La oportunidad de aprendizaje que ofrecen las dificultades.
SOBREPROTECCIÓN La experiencia de misión y destino que cada persona trae.
PERFECCIONISMO Que existen diferentes formas de organización y manejo.
PREOCUPACIÓN Que puedo perder algo que ya no necesito.
FANATISMO Otras formas, caminos, creencias, opciones diferentes a la mía.
MAL GENIO Lo que otros hacen o dicen, o lo que está sucediendo.
CONDENAR Comportamientos y actitudes diferentes a los míos.
REBELDÍA La necesidad de adaptarme al medio en que me correspondió.
ANGUSTIA Que perdiendo lo que tengo puedo vivir de otra manera.
TRISTEZA La experiencia o comportamiento de otros.
CRITICAR Las costumbres, ideas y decisiones de los demás.
RENCOR Que los demás no tienen la culpa de mis propias experiencias.
JUZGAR Que cada quien hace lo correspondiente, con lo mejor que sabe.
APEGOS Que nada ni nadie me pertenece y que siempre tengo lo necesario
MIEDO La posibilidad de perder lo que tengo o de no lograr lo que quiero.
CELOS Que no soy dueño de nadie y que sólo el amor puede unirnos.
CULPA Que yo no tengo la culpa de las experiencias de los demás.

 

La no Aceptación lleva directamente a las personas a tratar de desorganizar los diseños pedagógicos que han sido creados por los Maestros, para que, a través de ellos, logremos el desarrollo de la CONCIENCIA PERMANENTE. Esto, la Ley no lo permite. Por esta razón, la necesidad de aprender la Aceptación, como parte fundamental de las Leyes del Universo, nos enfrenta con situaciones cada vez más difíciles. Estas situaciones son proporcionalmente intensas, de acuerdo con la terquedad, rebeldía o desobediencia a las Leyes de la Vida. Por eso, cuando previamente logramos aceptar, en nuestra mente, las situaciones que nos parecen más difíciles, estas ya no suceden, puesto que la vida, con esa situación, ya nada podrá enseñarle a esa persona, porque aquello que le enseñaría, ella ya lo tiene comprendido.

Si observamos con cuidado lo que acabamos de explicar, nos daremos cuenta de algo maravilloso: con lo único que realmente necesitas enfrentarte es con tu propia MENTE, con tu propio YO, con tu propia IGNORANCIA. Esto significa que, las dificultades de la vida se reducen exclusivamente al trabajo de trasmutación de la ignorancia en la sabiduría que tú haces en tu mente. Si haces un buen trabajo y si logras aceptar, previamente, todo aquello que te causaría sufrimiento, ya nada desagradable podrá sucederte, en la experiencia física, salvo la extinción de tu cuerpo mortal, cuando ya no te sirva o no necesites más, y esto no será motivo de sufrimiento, sino más bien de alegría.

 

SOLO ENFRENTAMOS SITUACIONES QUE NO HEMOS NI COMPRENDIDO NI ACEPTADO PREVIAMENTE.

 

¿Cómo sabes que ya comprendiste algo?

PORQUE LO PUEDES ACEPTAR CON FACILIDAD Y PORQUE TE SIENTES EN PAZ.

 

AQUEL QUE COMPRENDE, ACEPTA Y OBEDECE LA VOLUNTAD DEL PADRE, SE LIBERA DEFINITIVAMENTE DE TODO SUFRIMIENTO, PORQUE YA NADA MÁS TIENES QUE APRENDER DEL SUFRIMIENTO.

 

¿Cómo sabes que ya aceptaste algo?

PORQUE YA NO TE SUCEDE O DESAPARECE DE TU VIDA.

 

Fragmento del manual Aceptología, de la Escuela de Magia del Amor de Gerardo Schmedling T.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *